¿Estas atravesando por angustias que te afectan el pensamiento?........................¿Te sientes sin salida ante esa situación?...........................¿Estas pensando en quitarte la vida o hacerle daño a otros?........................¿Piensas que nadie se preocupa por ti?.......................¿Piensas que no puedes soportar más ese tormento? ............................¿Piensas que estas a punto de explotar?...........................Pues queremos decirte que tu eres un ser especial y que muchas personas en tu situación han logrado reponerse, superarse, levantarse...............echar hacia adelante........................Aquí encontrarás respuestas...................Ayuda sin interes y recursos para que sigas hacia adelante.....................En NUEVA ISLA.com te queremos con un pensamiento positivo y saludable..........................En NUEVA ISLA.com pensamos en tu recuperación y en tu futuro de pie, fortalecido y victorioso ante la vida
Ayuda Psicológica y Emocional
Primeros auxilios para el pensamiento en situación de crisis.
NUEVAISLA.COM derechos reservados. Esta web esta administrada por SG Communications;  la misma actua como medio de difusión pública y no
necesariamente se solidariza con el contenido de los reportajes, opiniones y colaboraciones expresadas en los mismos. SE PROHIBE la reproducción
total o parcial de esta página con fines comerciales por ningún recurso técnico, grabación, videograbación o impresión, sin el debido consentimiento
del autor o propietario.  Algunas de las fotografías presentadas en esta página son obtenidas de la internet por fuentes desconocidas. Es nuestro interes
ilustrar todo contenido editorial sin causar daños a terceros o violar  derechos de autor. En caso de que la publicación de alguna foto  pueda causar
ofensa, molestia o incomodidad alguna al autor de las mismas, favor de notificarnos  y las mismas serán removidas de manera inmediata.
Nota importante: Esta sección tiene el propósito de brindar ayuda al pensamiento desde una
perspectiva humanitaria. La misma se basa en una recopilación de valiosa información, sin
fines de lucro, para enfrentar situaciones de crisis. Esta página No tiene el propósito de
sustituir la evaluación,  terapia o tratamiento psicológico  profesional. Recomendamos que
consulte un psicólogo de su preferencia quien posee la preparación profesional para ayudarle.
Lineas de ayuda y recursos de
Emergencia. Oprime Aquí.
¿Ayuda espiritual cristiana sin
denominación religiosa?
Entre a  la capilla.Oprima  Aquí
La gran mayor parte de las veces actúas sin pensarlo, realmente no quieres hacerle daño a tu pareja pero te ves
involucrado en esa reacción y es entonces cuando deseas agreder y humillar para que se te respete y se haga lo
que ya tú dijiste que querías que se hiciera. Sientes que fuistes lo suficientemente claro y que has brindado
muchas oportunidades y que tu pareja merece un escarmiento. Lo único que deseas es que te respete y que no
repita su acción, así no se volverá a ver en esa situación de la cual es culpable ni te llevará a esa reacción
descontrolada que tanto dolor y vergúenza te causa. Más aún, es responsable por tus actos, por hacerte salir de
control y merece castigo adicional por eso.
Esta es la manera en que piensa el agresor. Piensa que es o ha sido llevado a actuar de tal manera y que la
culpa o razón está en la otra persona que en la inmensa mayoría de las ocasiones no puede defenderse, pero
como fue advertida, es responsable de lo que le pasa. Así pues, el agresor, luego de ese capítulo de violencia
aspira a que todo vuelva a la normalidad, desea ser amado con la misma intensidad, desea ser atendido con la
misma deferencia, desea que todo quede atrás y generalmente se avergüenza de sus actos, de los moretones
físicos o emocionales que causó, de la humillación provocada, se da cuenta de lo que hizo y quisiera repararlo.
Todo esto hasta el próximo episodio de violencia. Este es el ciclo repetitivo de la violencia por celos que se
concentra mayormente sobre mujeres debido a que estas no tienen la capacidad física de defenderse. Tu
conoces muy bien este ciclo porque eres protagonista principal ¿Deseas salir de este ciclo? ¿Deseas no volver a
repetir nunca más tus actos? Pues si sabes que tu pareja no te ha sido infiel o no tienes certeza de eso, porque
no te consta, lo mejor es que cojas estas recomendaciones bien en serio:
1- Tu pareja tiene el derecho de mirar hacia donde desee, a quien desee y cuando lo desee. De igual manera
tiene el derecho de sonreir a quien sea de manera cordial y cortésmente según estime pertinente. Muchas veces
las personas miran el sexo opuesto por diversas razones y no necesariamente es por atracción o deseo. No
evalúes a tu pareja según tu forma de ser, de actuar y de pensar porque puedes estar cometiendo un error de
juicio enorme.
2- El único poder que tú tienes sobre tu pareja es el del diálogo. Ningún otro te fue conferido con el matrimonio
o en tu acuerdo de convivencia. Tú te has engañado a ti mismo tratando de crear una relación irreal e insoste-
nible con tu pareja y es hora de que despiertes de esa falsedad. No hay forma de que puedas mantener una
relación de pareja bajo esas condiciones.
3- Tus temores están en tu mente, el temor no es una cosa, es una sensación, una emoción que puedes superar,
manejar y sustituir. Tu no puedes condicionar tu seguridad a la actitud ni a la conducta de ningún otro individuo,
incluyendo a tu pareja. Los temores, como el que tu pareja se fije en otra persona, se enamore de otra persona e
inclusive haga el amor con otra persona, viven en tu mente y es una ilusión igual que cualquier otro pensamiento.
Hay una diferencia abismal entre los pensamientos y las cosas y tú estas actuando y perdiendo el control no por
los actos de tu pareja, sino por tus pensamientos y el temor a lo que pudiera suceder.
4- Si tanto te afecta la conducta de tu pareja y tienes dudas de su comportamiento, invierte dinero en un detecti-
ve privado; son muy eficientes en esos tipos de casos y los encuentras fácilmente en los clasificados en el perió-
dico. De esa manera te quitarás esa idea y no continuarás procesando, castigando y humillando a una  persona
inocente.
5- Si verdaderamente amas a esa persona, haz todo lo posible por controlar tu conducta, confía en un psicólogo
terapista, ya que ellos conocen métodos muy efectivos para ayudarte. No trates de continuar escondiendo la
realidad, ya que socialmente se sabe de tu condición y aunque escondas tu cabeza como el avestruz, el proble-
ma es más grande que el hueco donde te escondes. Acepta tu problema, no continúes achacándoselo a tu
pareja. La no aceptación produce trastornos mentales; aceptar es el comienzo de la sanidad de toda condición.
6- Por último, si no puedes soportar la conducta de tu pareja y los celos que te provoca: Finaliza de una vez esa
relación, de una manera
digna y civilizada, de todas formas tu conducta esta llevando a término esa relación.
Consulta un psicólogo. No hay que estar loco para consultar un psicólogo, todo lo contrario, el
psicólogo es un especialista en asuntos del comportamiento humano con la preparación y el
conocimiento para ayudarte a superar esa conducta que tanto dolor y verguenza te ha producido
a tí y a tu pareja. No lo hagas solamente por ti sino por tu familia y tus seres amados.
Los celos son una emoción natural, sin embargo la agresión,
la reprensión, la cautividad, el acoso y la humillación no lo
son; estas son reacciones contrarias al amor y muchas veces
producen dolor no tan solo al que las sufre sino al que las
produce cuando ve el efecto de sus actos.
Son muy pocos los que no han sentido celos de su pareja.  En algún momento, aún los individuos más seguros y
aplomados, han experimentado este sentimiento. Los celos, están estigmatizados como una debilidad de carácter,
cuando en sí no lo son, siempre y cuando surjan de manera natural.
En nuestra sociedad machista, socialmente los celos son más aceptados de parte de la mujer que del hombre. El
hombre, generalmente se siente engalanado cuando su pareja lo cela, siempre y cuando los celos sean ligeros y
no invasivos. Mayormente siente que es una señal de amor, de reconocimiento a su virilidad. Sin embargo la mujer
puede reaccionar muy diferentemente, sintiéndose incómoda y acosada con facilidad.
Muchas parejas utilizan los celos como un juego, creando celos para afianzar su relación y desplazar su competen-
cia, al cautivar plenamente la atención de su pareja, lo cual es una bomba de tiempo.
Cuando todo lo anterior comienza a salirse de control, a mal funcionar, a crear problemas de pareja y familia, a
producir violencia, dolor y angustia; los celos pueden convertirse en una verdadera enfermedad devastadora y
sumamente peligrosa.
Cuando tú no puedes controlar ese sentimiento, basado en la obsesión y la compulsión, más que en hechos reales
sino simbólicos e interpretativos, estas involucrado en un padecimiento que puede cambiar adversamente tu vida y
la de ese ser amado para siempre.
La situación puede agravarse cuando tu pareja es una persona social por naturaleza y si ésta es atractiva al sexo
opuesto, pues te mantiene en tensión y activa esa obsesión basada en la inseguridad, el temor a la pérdida de
control sobre esa persona o la burbuja que imaginariamente has creado para tu relación "perfecta". Sin embargo el
problema no es tu pareja, eres tú por las siguientes razones:
1- Tú reaccionas por esa mirada o esa sonrisa o por lo que pudo ser y no es. Tú reaccionas por lo que llevas en tu
mente y por "violaciones a tus directrices", directrices que no se pueden sostener en el mundo real de sana interac-
ción entre los individuos.
2- Si tu pareja te fue infiel más allá de toda duda, eres tú el responsable de mantenerte con él o ella y no tu pareja.
En ese caso, tú tienes el poder decisional para dar por terminada esa relación o continuarla, NO detrás de un falso
perdón que lo que produce es rencor y castigo permanente. Esta situación te va a enfermar y vas camino a
convertirte en un criminal, porque la agresión, de cualquier tipo, es un delito penalizado con cárcel y tú lo sabes.
3- Si tu pareja nunca te ha sido infiel, tus medidas "preventivas" están terminando con tu relación y aunque cada
vez tratas de dar más amor detrás de cada episodio, lo único que estas haciendo es hundirte cada vez más en tu
falta de control y TU problema. No eches más culpas, tú lo que tienes es miedo a perder no tan solo a tu pareja
sino tu control y esa falsa autoestima desproporcionada, inflada e irreal.
3- Tu pretendes controlar no tan solo los ojos de tu pareja sino su comunicación, su forma de ser y su manera de
pensar y en la mayoría de las ocasiones estas evaluando a tu pareja desde tu propia perspectiva y tu propia
manera de pensar y te traiciona tu imaginación, esa misma que te produce las obsesiones que vienes cargando
hace mucho tiempo y que son las que te están traicionando y destruyendo tu relación irreparablemente.
La no aceptación del comportamiento natural y social
de tu pareja puede producirte serios trastornos mentales.
Si deseas saber un poco más sobre como corregir la agresión OPRIME AQUI
¿Buscas un psicólogo o especialista
del comportamiento?
Oprime Aquí
NUEVA ISLA.COM
x
NuevaIsla.com
La Web que lo tiene todo para todos en Puerto Rico
Noticias de Hoy   /  ¿Que Hacer el Weekend?   /  Turismo   /  Remedios Naturales   /  Venta de Carros