¿Estas atravesando por angustias que te afectan el pensamiento?........................¿Te sientes sin salida ante esa situación?...........................¿Estas pensando en quitarte la vida o hacerle daño a otros?........................¿Piensas que nadie se preocupa por ti?.......................¿Piensas que no puedes soportar más ese tormento? ............................¿Piensas que estas a punto de explotar?...........................Pues queremos decirte que tu eres un ser especial y que muchas personas en tu situación han logrado reponerse, superarse, levantarse...............echar hacia adelante........................Aquí encontrarás respuestas...................Ayuda sin interes y recursos para que sigas hacia adelante.....................En NUEVA ISLA.com te queremos con un pensamiento positivo y saludable..........................En NUEVA ISLA.com pensamos en tu recuperación y en tu futuro de pie, fortalecido y victorioso ante la vida
Ayuda Psicológica y Emocional
Primeros auxilios para el pensamiento en situación de crisis.
NUEVAISLA.COM derechos reservados. Esta web esta administrada por SG Communications;  la misma actua como medio de difusión pública y no
necesariamente se solidariza con el contenido de los reportajes, opiniones y colaboraciones expresadas en los mismos. SE PROHIBE la reproducción
total o parcial de esta página con fines comerciales por ningún recurso técnico, grabación, videograbación o impresión, sin el debido consentimiento
del autor o propietario.  Algunas de las fotografías presentadas en esta página son obtenidas de la internet por fuentes desconocidas. Es nuestro interes
ilustrar todo contenido editorial sin causar daños a terceros o violar  derechos de autor. En caso de que la publicación de alguna foto  pueda causar
ofensa, molestia o incomodidad alguna al autor de las mismas, favor de notificarnos  y las mismas serán removidas de manera inmediata.
NUEVA ISLA.COM
Nota importante: Esta sección tiene el propósito de brindar ayuda al pensamiento desde una
perspectiva humanitaria. La misma se basa en una recopilación de valiosa información, sin
fines de lucro, para enfrentar situaciones de crisis. Esta página No tiene el propósito de
sustituir la evaluación,  terapia o tratamiento psicológico  profesional. Recomendamos que
consultes un psicólogo de tu preferencia quien posee la preparación profesional para ayudarte.
Lineas de ayuda y recursos de
Emergencia. Oprime Aquí.
¿Ayuda espiritual cristiana sin
denominación religiosa?
Entre a  la capilla.Oprima  Aquí
La rehabilitación del adicto depende de su participación activa en el proceso, pero el primer paso
para la recuperación es la información. Por eso, aunque pienses que sabes todo lo necesario
sobre tu condición te invitamos a que leas la siguiente información:
La adicción es una enfermedad primaria, que afecta al cerebro y como toda enfermedad posee
signos y síntomas. El origen de la adicción es multifactorial involucrándose factores biológicos,
genéticos, psicológicos, y sociales. Los estudios demuestran que existen cambios neuroquímicos
involucrados en las personas con desordenes adictivos y que además existe predisposición a
desarrollar esta enfermedad. La adicción es una enfermedad tratable y la recuperación es posible
únicamente cuando el adicto pone todo su empeño, disposición y valentía.
La adicción es un proceso que involucra tiempo para su desarrollo y pasa por diversas etapas,
cuyas características cambian de acuerdo a la persona y la severidad del problema.
Las adicciones se clasifican en dos grandes grupos: las de ingestión y las de conducta.
La negación, el autoengaño y las distorsiones del pensamiento, típicas de la adicción, conforman
un sistema que atrapa al adicto en un círculo de deterioro progresivo. El adicto busca el acomodo
para justificarse a sí mismo a través de las conductas de otros. El adicto hará todo lo que esté a su
alcance para defender a su amo y el solo mencionarlo lo lleva a una ansiedad parecida a una
salivación emocional y al consumo.
Por afinidad, los amigos de un adicto son otros adictos. El mundo psicológico de sus pensamientos
está relacionado con la droga o conducta adictiva y ésta se convierte en una necesidad sicológica.
Las células orgánicas del adicto se alimentan en una  base de droga y así se crea en él una
necesidad orgánica, o sea, con el tiempo el mismo organismo le exige la droga como alimento.
Una adicción, es un estado  psicofísico causado por la interacción de un organismo vivo con una
substancia o elemento externo al ser y caracterizado por la modificación del comportamiento y otras
reacciones, generalmente a causa de un impulso irreprimible por consumir una droga o actuar de
forma determinada, continua o periódica, a fin de experimentar sus efectos psíquicos y, en
ocasiones, para aliviar el malestar producido por la privación de éste, es decir, el llamado síndrome
de abstinencia que inclusive puede ser observado en adicciones conductuales como lo son el
juego, el sexo o la comida.
La búsqueda y el consumo compulsivo de substancias , se aplica también a diversos hábitos que
son nocivos, pero que resultan gratificantes para el sujeto. Usualmente el término se ha vinculado
al consumo de sustancias psicoactivas, pero se ha extendido a otras situaciones que no requieren
del consumo de ninguna substancia.
Las adicciones a las drogas, el juego, el alcohol que es una droga social, el tabaco, el sexo e
inclusive la comida, la internet y el trabajo, llevan a las personas a perder la libertad sobre su
comportamiento llevándolos a la destrucción de su familia y a la ruina social. El factor común de
toda adicción es el dolor emocional, la destrucción económica, el vacio espiritual, el sentido de
culpa, la desesperación y los pensamientos negativos recurrentes que encierran al adicto en una
burbuja de melancolía y soledad, a corto o largo plazo.
Un adicto ansía un mundo sin penas, repleto de estímulos positivos y felicidad permanente, lo cual
le propone un problema personal,  ya que  no está dispuesto a enfrentar los conflictos, problemas y
vicisitudes de la vida y resolverlas o manejarlas exitosamente con su esfuerzo. Es un buscador de
ese sustituto al calor humano, un sustituto a su alcance, que no le cuestione ni reproche nada y
que le proporcione una satisfacción inmediata, encontrándose luego humillado y derrotado por ese
falso amigo quien es más interesado e hipócrita que cualquier ser viviente.
Toda adicción es dolorosa y todo adicto sufre por su esclavitud.
Para romper con las cadenas de esa esclavitud tu primer paso es
la decisión de reconocer tu adicción y enfrentarte dignamente a
ese enemigo. Nadie es responsable por tu condición, tu entrastes
a ese mundo y solo tú puedes salir. No es fácil pero tú puedes.
Ningún adicto se cura totalmente de su enfermedad; su
condición vivirá consigo de manera potencial y latente
durante toda su vida. Solo contará mantenerte limpio cada
día, por lo que siempre trabajarás contra tu adicción en la
siguiente base:
Un día a la vez
Así de sencillo, si logras salir de esta etapa de dolor continuo en la que te encuentras, no trates de
probarte a ti mismo que puedes manejar pequeñas dosis en circunstancias especiales, porque no pasarás
por etapas graduales, sino que iras directo al mismo infierno del que salistes. Ten esto bien claro, eres un
adicto y agotaste toda tu resistencia a esa sustancia o conducta, por lo cual el mero hecho de exponerte a
la misma o relacionarte con otros adictos te costará muy caro, volverás a caer y en muchas ocasiones peor
de lo que te encuentras ahora mismo.
He aquí algunas recomendaciones para tu rehabilitación:
1- Si ya admitiste tu adicción y que no tienes control de ti y que haces y te haces mucho daño, has dado    
el primer paso, si no lo has hecho ¿Qué estás esperando?
2- No sigas echándole  la culpa de tu adicción a los demás ni a los lugares ni a las cosas.
3- Deja de cogerte pena a ti mismo. Sé valiente.
4- Comprende que el proceso de rehabilitación te va a doler. Lee el anterior.
5- Rompe con todos esos otros adictos y sanguijuelas y olvídate de convertirte en consejero.
6- Repite mil veces todos los días: Voy a salir de esto y va a funcionar.
7- Comienza con un período de 24 horas libre del vicio, luego 48, luego 96, luego 182 y así sucesivamente.
8- Haz ejercicio hasta que no puedas más. El ejercicio ayudará a calmar tu ansiedad y aliviar tu tensión.
9- Utiliza la oración de rodillas, medita en pensamientos positivos y lee lectura sobre temas positivos.
10- Dale gracias a Dios por estar vivo y no mires atrás, sigue adelante sin olvidar el fondo que tocaste.
Todos los adictos se parecen en algo: Todos dijeron al
principio "yo puedo controlarlo", todos se han
transformado en mentirosos compulsivos, todos son  
manipuladores y todos han defendido su adicción.
¿Buscas un psicólogo o especialista
del comportamiento?
Oprime Aquí
x
NuevaIsla.com
La Web que lo tiene todo para todos en Puerto Rico
Noticias de Hoy   /  ¿Que Hacer el Weekend?   /  Turismo   /  Remedios Naturales   /  Venta de Carros