Cambio de mando:

Ascenso de Keir Starmer

al poder como primer

ministro de Reino Unido

¿Quién es y hacia dónde se dirige?

viernes 5 de julio de 2024

El abogado de 61 años, especialista en derechos humanos y líder del Partido Laborista (PL), Keir Rodney Starmer, se convirtió, tras una aplastante victoria, en primer ministro de Reino Unido,
entrando así por la puerta ancha al frente, de no tan solo una de las naciones más influyentes de Europa, sino a la cúpula de la política internacional.

Tras asumir posturas más de centro que de izquierda, Starmer y el PL, sacaron de carrera al ahora exprimer ministro, Rishi Sunak, quien en un momento de esta historia pareció ser un hueso duro de roer.

Starmer, quien fungió como director del Ministerio Público, tuvo un meteórico ascenso después de ser nombrado caballero por la reina Isabel en 20l4, que lo propulsó a la Cámara de los Comunes, la parte del Parlamento que es elegida por el pueblo, conformada por 650 representantes de los diferentes distritos electorales de Reino Unido.

El nuevo primer ministro, quien elaboró su campaña tejiéndose una imagen como un miembro de la clase trabajadora, sacándole partido a sus orígenes como hijo de un fabricante de herramientas y una enfermera, logrando su título en derecho de la Universidad de Leeds y un postgrado de la Universidad de Oxford, logró desbancar a Sunak, de 44 años, uno de los políticos más ricos de Reino Unido, ascendido al poder en 2022, tras la dimisión de Boris Johnson, arropado con el aura de gurú de las finanzas.

Asfixiantes cargas impositivas sobre la clase trabajadora, sumado a una economía que no despega, sellaron la derrota del líder del Partido Conservador y Unionista.

Se despide Sunak y reconoce la decepción del pueblo:

El viernes 5 de julio, en un histórico mensaje al pueblo que lo eligió apenas dos años antes, Sunak reconoció su derrota y la decepción del pueblo británico: “Al país, quiero decirle en primer lugar y sobre todo, lo siento. He dado a este trabajo todo lo que he podido, pero ustedes enviaron una señal clara de que el Gobierno del Reino Unido debe cambiar y su juicio es el único que importa. He escuchado su enojo, su decepción, y asumo la responsabilidad de esta derrota”, expresó el ahora exprimer ministro.

La promesa en la ruta ascendente de Starmer:

El nuevo primer ministro mantiene un discurso populista atractivo a los oídos de la clase trabajadora y los marginados.

Starmer promete establecer una política pública enfocada a atender la crisis de los servicios públicos, como son: la salud y la educación, así como reducir la carga de impuestos a la clase trabajadora y las altas tasas de interés, que han llevado al pueblo a sentirse atrapados en un callejón sin salida.

El nuevo primer ministro emerge como un rayo de esperanza en medio de una crisis, no tan solo económica e inflacionaria, sino de reputación del gobierno, enmarcada por políticas claramente elitistas, con marcados contrastes sociales y escándalos como el “partygate”, cuando en medio de la crisis pandémica y los encierros al pueblo, en la sede del gobierno se daban fabulosas fiestas costosísimas, que denotaban falta de sensibilidad, empatía y enajenación de la severa situación por la que atravesaba el país. Todo esto después de la monumental y estrepitosa crisis del Brexit (salida de la Unión Europea), de la cual aún Reino Unido no se ha recuperado.

El autor es periodista acreditado por el Departamento de Estado de Puerto Rico                                Miembro de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO)
Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Wa.DC