La gloria de Dios padre todopoderoso descienda sobre usted y su familia................................La Capilla esta abierta a todo publico....................Con enseñanzas y oraciónes cristianas NO denominacionales...................... quiérese decir que no pertenece ni responde a denominación o movimiento religioso alguno..........................La Capilla de NUEVA ISLA.COM es un espacio en la internet dedicado a la reflexión espiritual y la oración
La Capilla
En NUEVA ISLA.com
La Capilla
El origen, propósito y fundamento
de la oración
La oración es comunicación y la comunicación técnicamente hablando se basa en el
intercambio de información, entre un emisor y un receptor.
En este caso, el emisor es usted y el receptor es Dios.
La oración es la herramienta primaria que posee el ser humano para comunicarse
directamente con Dios. Es un acto de fe con poderoso alcance.
Origen y propósito de la oración:
La oración no se origina como algunos piensan en el momento en que aparece en las
sagradas escrituras el modelo básico de oración, el Padre Nuestro
(Mateo 6: 9-13)
sino en una necesidad natural  del  ser humano de establecer comunicación con Dios,
y esto sucedió  desde  muchos siglos antes, cundo tribus primitivas que buscaban ha-
blar con sus dioses paganos
intentaban verbalmente,a su manera, esa comunicación.
La Biblia,  con referencia al único y verdadero Dios,  le  imparte  orden  y  dirección a
esa comunicación y nos brinda un modelo en el Padre Nuestro.
Así pues el propósito de la oración es, y debe ser, establecer una comunicación con
Dios. Y  esa  comunicación  debe  ser genuina, humilde, sincera, clara, respetuosa y
profundamente segura de que será escuchada por nuestro padre.
Generalmente la oración es utilizada
por muchas personas para pedirle algo a Dios
y desafortunadamente en menor proporción para agradecerle por cada uno de  los  
aspectos  que rodean s
us vidas;  por el  mero hecho de respirar, por la comida que
s
aborean,  por el agua que beben, por el oxigeno que nos rodea  y  otras tantas co-
sas que llenarían un libro de razones para darle gracias.
Muchas personas mal utilizan el conceprto  de la oración y usted puede observar co-
mo hasta en una pelea de boxeo, enmarcada en la violencia, la apuesta
, el lujo y los
placeres mundanos,  ambos  o alguno  de  los  púgiles se hace la señal de  la cruz o
incluso  se  arrodillan  en  una  esquina a elevar una plegaria  a Dios para salir victo-
riosos.   Esos  son simbolismos que se asemejan más a una superstición que a  una
oración. Lo mismo  sucede  cuando pedimos riquezas o que la combinación que juga-
mos en la Loto resulte ganadora.
Lo que se pide en la oración debe ser del agrado de Dios
Tenga esto bien presente. Si va usted a realizar algún pedido al padre celestial en su
oración
, pídale únicamente  aquello  que  es consistente con las sagradas escrituras,
con el carácter misericordioso  de Dios hacia lo bueno y lo justo, hacia lo que edifica
el  espiritu y brinda oportunidades de salvación y perseverar en Cristo su hijo, no ha-
cia aquello  que  satisface a la carne
;  pedidos vanales fundamentados en la búsque-
da de  placeres,  para la vanagloria del hombre o mujer y no para la gloria y honra de
Dios.
Finalize su oración mencionando a su intercesor,  su mediador por excelencia, Jesu-
cristo.  Fíjese  que  la  Biblia es clara en establecer que Jesucristo, hijo unigénito de
Dios juega un papel trascendental entre el ser humano y el Padre eterno;
"De cierto, de cierto os digo:  El  que  en mí cree, las obras que yo hago, él las hará
también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre"
. Juan 14: 12-13
"Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glori-
f
icado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré". Juan 14: 14
No se confunda usted:  La Biblia  no  menciona a nadie más en el rol de intercesor, ni
a los apóstoles, "santos", ángeles... a nadie más, que no sea Jesucristo.  Así que no
pierda su tiempo dirigiendo sus oraciones
 a ningún otro intercesor. Usted tiene via li-
bre y directa para comunicarse con Dios en el nombre de nuestro señor Jesucristo.

He aquí algunos textos bíblicos que hacen mención a la oración:
-
"Tú oyes la oración; A ti vendrá toda carne". Salmos 65: 2
- “Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís
y lucháis,  pero  no tenéis  lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, por-
que pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.
Santiago 4: 2-3
- "Por nada estéis afanosos,  sino  sean  conocidas  vuestras  peticiones delante de
Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias".
 Filipenses 4 : 6
- "Por tanto, os digo  que  todo lo que  pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os
vendrá".
Marcos 11: 24
La oración puede ser realizada de manera audible o
mental, la misma será igualmente escuchada por Dios.
No tiene que ser elaborada, sino sencilla y espontánea,
respetuosa ante la presencia del ser supremo.

Recuerde: Es comunicación pura y directa.

Dios conoce y entiende lo que usted está tratando de
decirle. Porque lo conoce a usted, a su pensamiento
y todas sus obras.
Dios es misericordioso.
Dios ama al pecador, aunque aborrece el pecado.
He aquí algunos modelos introductorios de oración que usted
puede utilizar, añadirle o modificar, y que pueden serle útiles en
determinados momentos y circunstancias (oprima sobre ellos):
NUEVA ISLA.com te exhorta a mantenerte en contacto con ese único Dios, el que vive y reina por los siglos
de los siglos. El que está ahí cuando tus amigos te fallan. El que no se quita de al lado de sus hijos,
dispuesto a darles perdón y otra oportunidad.  El que negamos a raíz de nuestra inteligencia y al que
imploramos en nuestro dolor y crujir de dientes. Así también te invitamos a leer y a estudiar la biblia.
En las Sagradas Escrituras encontrarás una fuente inagotable de sabiduría y alimento espiritual.  
Esta sección es un remanso cristiano.
Una esquinita virtual para acercarnos a Dios.
No representa ni forma parte de ninguna iglesia
ni denominación religiosa.
No aceptamos dinero. No buscamos
reconocimiento personal.
Alabado sea el nombre de Dios.
Toda la gloria y la honra sea para él.
x
NuevaIsla.com
La Web que lo tiene todo para todos en Puerto Rico
Noticias de Hoy   /  ¿Que Hacer el Weekend?   /  Turismo   /  Remedios Naturales   /  Venta de Carros   
NUEVA ISLA.COM
NOTA: Aunque nuestra  web no forma parte de religión o denominación alguna, recomendamos esta estación
de afilización Adventista del Séptimo Día por la excelencia y calidad de su programación
Reina Valera / 1960