Científicos investigan

amenazante contagio del

ganado con la gripe aviar

Preocupa transmisión NO respiratoria

martes 11 de junio de 2024

Después de que alegadamente 86 rebaños en 12 estados, resultaran contagiados con gripe aviar, un tipo de influenza que podría representar un serio riesgo de contagio epidémico e inclusive pandémico para los seres humanos, científicos de la Universidad Estatal de Michigan y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) buscan entender la fuente de transmisión, tras haber declarado la USDA que los estudios de investigación hasta el momento: “No habían encontrado una concentración significativa de virus en muestras relacionadas con las vías respiratorias (del ganado), lo que nos indica que la transmisión respiratoria no es un medio principal de transmisión”.

Si la transmisión respiratoria no es la fuente principal de transmisión, entonces ¿cuál es?
La respuesta apunta a fluidos y contacto directo entre las especies, sin descartar la creación y “escape” de mutaciones del virus de algún laboratorio que produjo la ganancia de función del virus. Algo similar a lo que cada vez más parece ser el origen del COVID-19.

En el caso de la gripe aviar y la transmisión entre las especies, aún es prematura y especulativa cualquier posible conclusión.

También se ha reportado alegado contagio con gripe aviar en gatos, osos y zorros.

Amenaza a la industria cárnica y lechera:

El contagio reportado en el ganado vacuno en EE.UU. mantiene en alerta roja no tan solo a las autoridades, sino a toda una industria de crianza, producción y distribución de carne, leche y sus derivados.

El asunto pica y se extiende, ante la sospecha de que el mecanismo de transmisión a vacas y humanos podría incluir el contacto con leche infectada o gotas de leche en aerosol.

En el caso de humanos, al cierre de esta edición se habían reportado dos casos en: Texas y Michigan, con síntomas leves.

Según ha trascendido, el virus se ha identificado principalmente en la leche, sin embargo, también se ha detectado en hisopos de muestras obtenidas en las vías nasales del ganado vacuno, aunque en niveles menores, por lo que la transmisión por vía respiratoria no puede ser descartada.

Se plantea la posibilidad del surgimiento de mutaciones agresivas de este virus y es ahí donde pudiera radicar el peligro para los humanos, que en estos momentos, según los CDC es de bajo riesgo, a no ser que las mutaciones desarrollen la capacidad de unirse eficientemente a los receptores del tracto respiratorio superior humano.

Pero una infección producida por la ingesta o contacto con la leche representa una seria amenaza, toda vez que los síntomas de gripe aviar en humanos incluyen: fiebre, tos y vómitos, algo que nadie quiere padecer.

Aún, las autoridades no han sido categóricas en afirmar o rechazar la transmisión por contacto con la carne, y existen opiniones encontradas que son objeto de investigación.

A diferencia del momento histórico cuando surgió el COVID-19 en que se alegaba que no existían fármacos para combatir el mismo, dando paso a la declaración de emergencia y el posterior surgimiento de las controvertidas vacunas experimentales, la gripe aviar puede ser tratada con el fármaco oseltamivir (Tamiflu), utilizado contra la influenza o gripe común.

El autor es periodista acreditado por el Departamento de Estado de Puerto Rico                                Miembro de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO)
Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Wa.DC