Cola de una pandemia:

Fauci el testigo ante

el Congreso se canta

como víctima amenazada

martes 4 de junio de 2024

Durante la audiencia del subcomité congresional liderado por el Partido Republicano que investiga no tan solo la respuesta a la pandemia, sino el origen del virus del COVID-19, bajo la posibilidad de que no se trate de un escape de un murciélago u otro animal hacia un ser humano, sino creado mediante tecnología avanzada de ganancia de función en un laboratorio de Wuhan, China, financiado por el gobierno de Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci volvió a negar su participación en el alegado esquema para crear la pandemia y obtener beneficios de la misma.

En su comparecencia, la tercera de este tipo, Fauci volvió a intentar desvincularse de la evidencia que muestra a altos funcionarios de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés) tratando de ocultar registros públicos, a fin de evadir solicitudes de información al amparo de la Ley de Libertad de Información (FOIA).

Durante la acalorada audiencia Fauci hizo un aguerrido esfuerzo por desvincularse de su colega y colaborador, Dr. David Morens de quien se tiene evidencia de haber eliminado correos electrónicos privados para borrar rastro de conversaciones comprometedoras, algunas de las cuales vinculaban a Fauci y sugerían la ganancia de función e interés de lucro.

Al final del día, el resultado neto de la audiencia fue que el mismo Dr. Fauci que hace un año negaba a brazo partido que el COVID-19 pudiera haber sido creado en un laboratorio subvencionado con fondos públicos de los estadounidenses mientras el fungía como director del NIH, aceptó la posibilidad de que así haya sido, no sin antes desvincularse del intento de ocultar prueba y sacó garras y colmillos para acusar al subcomité de participar en una conspiración basada en falsas acusaciones.

Fauci intentó ubicarse como una víctima de las circunstancias creadas por los legisladores y aseguró haber sido objeto, junto a su familia, de acoso y amenazas de muerte después de ser señalado por sus posturas en la respuesta a la pandemia, así como su defensa de las controvertidas vacunas del COVID.
Fauci alega ser víctima de “falsas acusaciones” sin pruebas, que lo vinculan con un esquema de encubrimiento durante la pasada pandemia.

Sin embargo, el problema que tiene Fauci es precisamente su vínculo con la prueba, su participación activa en la asignación de fondos y directrices de investigación en el laboratorio señalado para la creación de esta arma biológica, su vínculo directo con figuras implicadas con evidencia sustancial en su contra, la posibilidad de que algunos de estos implicados sirvan como testigos en su contra y sobre todo, los devastadores efectos de las vacunas, protegidas e impulsadas por este personaje de rostro inofensivo, sobre la salud de los estadounidenses.

El autor es periodista acreditado por el Departamento de Estado de Puerto Rico                                Miembro de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO)
Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Wa.DC