Detienen creación

compañías “ambientalistas”

controlarían millones

hectáreas en EE.UU.

jueves 18 de enero de 2024

Gracias a la batalla legal de organizaciones de activistas, secretarios de justicia de 25 estados y 32 congresistas, la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés) canceló su iniciativa de crear las denominadas Compañías de Activos Naturales (NAC), que actuarían como un tipo de corredores especiales manejando dinero de inversionistas multimillonarios de todo el mundo, que comprarían derechos de control sobre millones de hectáreas públicas y privadas en Estados Unidos, detrás de una pantalla proteccionista en contra del cambio climático.

El concepto de estas NAC, fue presentado e impulsado por la organización Exchange Group (IEG), financiada por los omnipresentes tentáculos de la Fundación Rockefeller y otros inversores anónimos, entre los cuales los más suspicaces no descartan la participación de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Lo cierto es que la NYSE detuvo y retiró la iniciativa, que gozaba de todo su respaldo y empoderaba a estas compañías, inclusive con nuevas reglas financieras, para bloquear la utilización de extensos territorios e inclusive expropiar terreno e impedir el paso de los estadounidenses a los mismos, destinando y limitando los mismos a proyectos no especificados de “sostenibilidad”.

Hablamos de que estas compañías de nueva creación, iban a adquirir el derecho y control sobre millones de hectáreas, patrimonio estadounidense, impidiendo de manera indefinida que ciudadanos volvieran a disfrutar en las mismas de actividades como: caza, agricultura, minería, senderismo o cualquier otro tipo de actividad.

La iniciativa, que había sido “vendida” al público como un mecanismo de protección de los recursos naturales e inclusive contaba con apoyo de sectores ambientalistas bonafide que no se habían percatado de la magnitud del entuerto y el alcance del mismo, que además contaba con el apoyo, o en su defecto de la vista larga de Casa Blanca.

El asunto pica y se extiende, y se cuestiona un serio conflicto de interés, toda vez que según ha trascendido, alegadamente la NYSE incluso había comprado una participación en IEG.

Uno de los principales puntos de defensa de la NYSE para la creación de estas NAC, era el argumento ambiental presentado en un informe ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU (SEC) en torno a que existe un déficit de financiamiento para la protección de la biodiversidad estimado entre $598 mil y $824 mil millones anuales, y para combatir el cambio climático el déficit se estima en más de $5 billones de dólares anuales.

Este argumento, sumado a los lineamientos, conceptos y metas proteccionistas medioambientales, crean el caldo de cultivo perfecto para que grandes mogules multimillonarios accedan al control de los recursos naturales, en aras del bien común y la “salvación” del planeta.

El autor es periodista acreditado por el Departamento de Estado de Puerto Rico                Miembro de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO)
Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) Washington DC