Engavetao’ hasta 2025:

En carreta de bueyes

el Plan que atiende

Cambio Climático en la Isla

Redacción Nueva Isla

lunes 8 de julio de 2024

Tras largos años de estudio llegó hace un par de meses a la Legislatura el borrador del “Plan de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático” presentado por el Comité de Expertos y Asesores sobre Cambio Climático (CEACC), sin embargo, tal como se anticipaba y fue advertido por el presidente del Senado, José Luis Dalmau, el mismo no fue atendido en la pasada sesión legislativa y fue engavetado para ser atendido en enero de 2025, con una lluvia de críticas ante la dilación.

Si bien es cierto que se trata de un tema que ha de levantar debate, pasiones y ronchas, por las implicaciones legales, ambientales, económicas, comunitarias y reglamentarias que conlleva el mismo, y las acciones que deben ser adoptadas, incluidas u omitidas en el documento de 700 páginas, igualmente cierto es que el cambio climático no espera y la amenaza sobre la Isla continúa pasando factura, mayormente en nuestras costas.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Anaís Rodríguez Vega, quien también preside el CEACC, expresó: “Este plan es crucial para enfrentar los desafíos que el cambio climático presenta a nuestra isla. Como presidenta del CEACC, reitero la urgencia de retomar y aprobar este plan en la próxima Legislatura para asegurar la resiliencia y el bienestar de Puerto Rico”, señaló Rodríguez Vega, tras indicar que lamenta que el plan “no haya sido aprobado al cierre de la última sesión ordinaria del cuatrienio”.

La segunda sesión legislativa, que comprende de agosto a noviembre, no se celebra en años electorales, por lo que no será hasta enero, en la próxima y nueva sesión legislativa, que se atenderá el de antemano controvertido plan, que atiende apremiantes asuntos relacionados a las previsibles olas de calor que van en aumento, inundaciones, sequías y erosión costera, entre otros.

NUEVAISLA.com lleva largos años atendiendo el tema de la erosión costera y hemos sido el único medio en Puerto Rico que se ha atrevido a señalar abiertamente la necesidad de proteger estructuras costeras con la construcción de barreras sólidas en zona marítimo terrestre, advirtiendo sobre la catástrofe ambiental que representa el no hacer nada y permitir que millones de toneladas de escombros caigan al mar.