EPA otorga fondos para

monitoreo calidad agua

en playas de Puerto Rico

Redacción Nueva Isla

lunes 24 de junio de 2024

En comunicado de prensa emitido el pasado 20 de junio, la Agencia Federal de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) anunció una subvención de $319,000 para ayudar a las comunidades costeras de Puerto Rico a proteger la salud de los bañistas. Los fondos ayudarán a Puerto Rico a llevar a cabo programas de monitoreo de calidad de agua y programas para mantener al público informado sobre sus playas.

Este financiamiento ayuda a mantener limpias las playas y las aguas costeras para que la gente pueda divertirse, relajarse y disfrutar de toda la belleza que las costas de Puerto Rico ofrecen”, indicó Lisa F. García, administradora regional. “El financiamiento de la EPA es vital para el éxito de los programas de monitoreo y notificación sobre el estatus de las playas”.

En virtud de la Ley de Evaluación Ambiental de Playas y Salud Costera (BEACH), la EPA otorga subvenciones a los solicitantes estatales, naciones indígenas y territoriales elegibles para ayudar a ellos y a sus socios del gobierno local a monitorear la calidad del agua en las playas costeras y de los Grandes Lagos. Cuando los niveles de bacterias son demasiado altos para nadar de manera segura, estas agencias notifican al público publicando avisos o cierres de playas.

Desde 2001, la EPA ha adjudicado casi $230 millones en subvenciones de la Ley BEACH para analizar las aguas de las playas en busca de bacterias que causan enfermedades, identificar las fuentes de problemas de contaminación y ayudar a notificar al público. Tres factores influyeron en las asignaciones de la EPA para los montos de las subvenciones de 2024: (1) la duración de la temporada de playa, (2) la cantidad de millas de costa y (3) las poblaciones de los condados costeros.

A fin de ser elegible para recibir las subvenciones de la Ley BEACH, los estados, las naciones indígenas y los territorios deben tener aguas recreativas costeras y de los Grandes Lagos adyacentes a playas o puntos de acceso similares utilizados por el público. También deben tener un programa de normas de calidad del agua y estándares numéricos de calidad del agua recreativa aprobados por la EPA para las aguas costeras. Además, las entidades elegibles deben cumplir con 11 criterios de desempeño para implementar los componentes de monitoreo, evaluación y notificación del programa de playas.