Otro evento masivo que la prensa rehúsa cubrir

Por: José Santiago Gabrielini

San Juan, Puerto Rico – El sábado 22 de enero de 2022, se llevó a cabo otra edición del “Worldwide Rally for Freedom”, que traducido en buen español significa: Carrera Mundial por la Libertad.

Se trató de un evento de pueblo que levanta su voz a favor de las libertades civiles y constitucionales, que a todas luces han sido coartadas detrás del marco y la excusa de la pandemia. Un evento que cobijó a todas las ideologías, razas, géneros y religiones.

Puerto Rico es una de las jurisdicciones o países con una de las tasas más altas de vacunación contra Covid-19, que según los últimos datos provistos por el Departamento de Salud se encuentra en un 91.6% de la población con al menos una dosis y un 81.7% con dos dosis…

Sin embargo, existe una población de cientos de miles de ciudadanos no vacunados en este experimento RNAm, así como de vacunados con una o dos dosis que ya no desean continuar inoculándose dicha terapia genética, pero están siendo objeto de discrimen y violaciones, que incluyen la privación de servicios esenciales.

Políticos, medios de comunicación y periodistas, le han dado la espalda a los reclamos de un pueblo y unas manifestaciones que cada día son más grandes, dejando ver el sentir, la efervescencia y la legitimidad de dichos reclamos.

Se trató de un evento de corte internacional, en donde se unieron simultáneamente más de 40 países y sobre 140 ciudades alrededor del mundo.

Uno de los líderes que se expresó en el evento, lo fue el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, quien dirigió un fuerte mensaje a favor de los derechos y libertades constitucionales y en contra de los decretos del gobernador: “En nuestro pueblo de Puerto Rico se han violentado todos los derechos que tenemos cada uno de los puertorriqueños de seleccionar lo que queremos para la salud de nuestro cuerpo. Peor aún, nos han arrebatado a nuestros niños, porque el gobernador dice que decide por el cuerpo y la salud de nuestros niños… Oí que dijo el gobernador que no iba a haber alternativas para los niños y jóvenes que estudiaran en el sistema educativo, que no se iban a aceptar pruebas (negativas de Covid) o estaba vacunado o no iba (a la escuela) y eso definitivamente es como actúan las dictaduras ¿Y por qué son dictaduras? Porque dictan lo que el gobernante desea que el resto haga”, manifestó Jiménez.

Otra de las figuras que se expresó en el evento, de manera dura y tajante en contra del gobierno, lo fue la reconocida doctora Sally Priester, pionera en la lucha en contra de las vacunas RNAm en la Isla: “El gobernador de Puerto Rico también hizo un juramento, un juramento de oficina, ese juramento de oficina que decía que tenía que cuidar, que tenía que proteger a la isla del cordero de todo terrorismo externo e interno y le fallaste Pierluisi a Puerto Rico. No tan solo le fallaste, tenemos una mujer puesta por ley en la casa de las leyes y no la dejaron entrar, eso no puede pasar de nuevo. Tenemos un aeropuerto y ustedes no tienen que hacer ninguna declaración de viajero, nosotros no tenemos fronteras con otros estados, ¿Qué les pasa Puerto Rico?”

También dijeron presente y se expresaron líderes como: la representante Lisie Burgos; la presidenta de Familias por la Verdad, Tatiana Zeda; el líder estadista, Nelson Albino; el periodista, Jesús Rodríguez García y el director de la Coalición Pro Consentimiento Informado, Lic. Adrián Díaz, entre otros. El productor del evento fue el líder activista, Dr. William López Mora.

El evento, se realizó en las inmediaciones del “Campamento por el Despertar”, justo frente a las escalinatas del Capitolio, de manera pacífica y familiar, en donde se presentaron figuras y líderes defensores de estos derechos civiles, entre los cuales se dieron cita, médicos, políticos, educadores, activistas, líderes cívicos y profesionales de todo tipo.

Como ha sido la orden del día, los medios de prensa corporativa brillaron por su ausencia, en otro intento más de desinformar al pueblo de Puerto Rico sobre lo que está sucediendo y los reclamos de un amplio sector de la ciudadanía en contra del discurso oficialista del gobierno. La omisión de información es desinformación.