“Inversionistas” quieren

matar a Eliezer Molina

asegura candidato al Senado

Redacción Nueva Isla

miércoles 31 de enero de 2024

Según el candidato independiente al Senado, Eliezer Molina Pérez, los “inversionistas” contra los que ha librado una lucha en sus protestas ambientales, fueron los que dispararon la noche del jueves 25 de enero contra su residencia en San Sebastián.

Molina Pérez, quien insinuó que el senador del PNP, Thomas Rivera Schatz estaba involucrado en el tiroteo, y luego que sabía quién perpetró el acto, expresó en entrevista radial en Radio Isla 1320 AM, que: “El que tenga duda (de que son los inversionistas), lo que falta es que me metan un tiro y que me maten”.

Las declaraciones de Molina Pérez, quien continúa con sus críticas y tiraera a la Policía de Puerto Rico y al coronel Pedro Sánchez, contrastan con las declaraciones de Rivera Schatz, quien en entrevista radial en Notiuno 630, lo retó a divulgar nombres y a explicar si la noche de los hechos tuvo que salir corriendo del colmado El Yugo, tras un altercado con el marido de su vecina, de nombre Josué.

Según Rivera Schatz, Molina Pérez y su pareja “tienen problemas en la calle por su comportamiento, por sus actitudes, por su DEPENDENCIA de tantas cosas”, expresó el veterano senador novoprogresista.

Había dicho que arrestaría él mismo a los responsables:
El controvertido ambientalista, quien ha protagonizado diversos encontronazos con la Policía a lo largo de su corta carrera como figura pública, iniciada en 2019, amenazó en su estilo característico a la Uniformada, indicando que si no acaban de arrestar a quien perpetró el acto, él y su gente tomarán la justicia en sus manos y procederán a realizar arrestos civiles por su cuenta.

“Le estoy dando el espacio prudente a la División de los Crímenes Mayores, y si no lo hacen, en las próximas horas nosotros vamos a hacer un arresto ciudadano. ¡A mis hijos nadie los va a matar!”, había expresado Molina Pérez, dando la impresión de que conocía quién produjo el siniestro, antes de asumir la postura generalizada de que se trataba en plural de “los inversionistas”.

En este caso atípico, donde se rumora que más allá de intereses políticos pudieran estar involucrados individuos del bajo mundo vinculados al narcotráfico, la División de Crímenes Mayores de la Policía de Puerto Rico está realizando la investigación, luego de que el Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aguadilla y el CIC de Mayagüez, se inhibieran de atender el caso, debido a encontronazos previos con Molina, así como el arresto de su esposa en medio de una protesta en La Parguera.

Las autoridades quisieron evitar las características alegaciones de Molina de persecución y algún tipo de conspiración en su contra.
Lo cierto es que no tan solo Molina quiere que se esclarezca este caso, sino el pueblo de Puerto Rico, una jurisdicción, en donde a diferencia de otros países no se conoce de atentados contra la vida de individuos y sus familias por razones políticas.

La secuencia de hechos:
En este caso fue una llamada ciudadana al 9-1-1 en la noche del jueves 25 de enero la que alertó sobre los disparos, que luego confirmó Molina al personarse los agentes a la escena, en donde encontraron seis impactos de bala en la verja de la residencia ubicada en el barrio Guatemala de San Sebastián y el vehículo Toyota Highlander gris de la pareja de Molina. Además recogieron siete casquillos calibre 40 mm.
Mientras por un lado trascendió que Molina no estaba cooperando con la investigación, de otro lado el coronel Pedro Sánchez, informó el martes 30 de enero, en entrevista con WKAQ 580 AM que la investigación está adelantada y que ocuparon un vehículo relacionado a los hechos en el barrio Corcovada de Añasco.