OMS cierra 2023 enfocados

en el cumplimiento de su

agenda y salud del ambiente

martes 26 de diciembre de 2023

El 2024 es un año crucial para los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que van de la mano de la Agenda 2030 de la ONU para un Desarrollo Sostenible.
En ese sentido, la OMS que tiene como meta en estos momentos alcanzar uno de sus más ambiciosos objetivos en la Asamblea Mundial de mayo en Ginebra, Suiza, centrado en lograr la controvertida enmienda al Reglamento Internacional de la Salud (RIS), cierra el año viejo centrada en impulsar la agenda “Una Salud”, la cual convierte el tema medioambiental y el cambio climático, en eje central de todo un universo de iniciativas.
El enfoque define la salud del ambiente como punto central para cambios dramáticos en geopolítica, relaciones internacionales, finanzas y asignación de fondos, desarrollo industrial y nuevas leyes internacionales y domésticas uniformes en los 193 países miembros.
En este contexto, la salud humana y la veterinaria van cogidas de la mano.
En una publicación del pasado 21 de diciembre, la OMS hace un recuento sobre este tema y pone en perspectiva el evento realizado entre el 12 y 13 de octubre en Berlín, denominado: “Rompiendo Barreras: avanzando la agenda de Una Salud con enfoque en el medio ambiente”.
En su publicación, la OMS expone: “Uno de los principales objetivos del evento fue ayudar a ‘romper barreras’ fomentando la colaboración intersectorial y desmitificando preguntas e inquietudes sobre el enfoque Una Salud, e informar e inspirar tanto a los tomadores de decisiones como a los implementadores.”

“Una Salud”, concepto que pareciera simplista al oído, involucra una visión universal sobre la salud del planeta y la vida animal, lo cual, junto a los decretos de índole internacional, para lo cual estaría facultada la OMS tras las enmiendas al RIS, podría alterar el curso y funcionamiento del diario vivir de los moradores de la Tierra.
Como ejemplo: la reducción a un mínimo de las emisiones de metano y gases invernadero, son parte integral de la agenda “Una Salud”, para lo cual pudiera ordenarse la reducción, e inclusive, la prácticamente eliminación de la ganadería y crianza avícola y porcina, para evitar emisiones de metano derivadas de las millones de toneladas de heces, lo cual a su vez promueve el desarrollo de industrias cárnicas genéticamente producidas con células madre en laboratorios, así como productos alimentarios, cuya producción sea más amigable al medio ambiente, como los alimentos derivados de insectos.
El enfoque medioambiental de “Una Salud”, como parte de la sombrilla Agenda 2030, acompañado de las enmiendas al RIS, la potencial facultad de la OMS de emitir decretos de “salud” sobre los gobiernos y naciones; es la nueva autopista de impartir salud y de vez ejercer control.
Otro ejemplo es la reducción de horarios en las industrias, limitar la movilidad de los vehículos de transporte basados en combustión fósil y la imposición de un día de cierre o descanso, entre otras iniciativas y decretos controlados mediante una inteligencia artificial omnipresente.
Las enmiendas al RIS, que tienen un retraso de dos años en su aprobación, debido a la resistencia de algunas naciones, deben bajar a votación, sin más dilación, en mayo de 2024.
Las mismas revisten de poderes plenipotenciarios en el ámbito de la salud a la OMS, sobre las naciones miembro, mediante un acuerdo internacional, que en países como EE.UU., no requieren de aprobación legislativa.
De concretarse estas enmiendas, y junto a la política de la UNESCO para el desarrollo de “una internet confiable”, se suprimirá y penalizará información que sea contraria a las políticas de la OMS.

 

El autor es periodista acreditado por el Departamento de Estado de Puerto Rico                                Miembro de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO)
Miembro de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), Wa.DC