Pendiente la CEE a fallos

de energía y tecnología

durante las primarias

Redacción Nueva Isla

jueves 30 de mayo de 2024

La realidad presente en torno a los serios problemas en la generación y transmisión de energía, que ha producido apagones constantes en la Isla, no escapa de la óptica de los funcionarios de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

La presidenta interina de la CEE, Jessika Padilla, (foto superior) informó que mantiene comunicación con LUMA Energy para que cualquier mantenimiento en agenda haya sido realizado previo al evento o sea pospuesto el mismo, a fin de evitar interrupciones eléctricas en los colegios electorales.

“Hemos estado en comunicación constante con Luma para que conozcan exactamente dónde van a estar ubicados nuestros centros de votación y que no haya ningún plan de mantenimiento que tengan que interrumpir el servicio eléctrico en ese centro de votación…También hemos identificado lugares propensos a que la luz pueda verse interrumpida, donde hemos establecido el alquiler de servicio de generadores eléctricos”, expresó Padilla a preguntas de la prensa.

La funcionaria indicó que solo 17 colegios electorales se encuentran en zonas de alto riesgo de interrupción de energía y que LUMA se ha comprometido en mantener un técnico en el área para atender cualquier eventualidad de este tipo.

Máquinas de escrutinio y nuevas tabletas:

Aunque los problemas técnicos, el hackeo y ciberataques que puedan afectar la base de datos de todo sistema gubernamental, no escapa a la preocupación del ente electoral, se informa que se han tomado medidas previsorias como backup de data y suministro independiente de energía.

“Es importante también señalar, que las máquinas de escrutinio tienen batería, así que tenemos un margen para que las máquinas continúen trabajando con su batería y de igual manera, el Electronic Poll Book, tiene su batería para también continuar trabajando, si hubiese alguna interrupción con el servicio eléctrico”, indicó Padilla.

El Electronic Poll Book (EPB) son las nuevas tabletas digitales que serán utilizadas en lugar de las tradicionales listas impresas de votantes en cada colegio electoral. Esto tras una inversión de $29 millones.

Este será el primer año en la historia en que se utilizarán estas tabletas digitales.