¿Qué cóoomo?:

$38.2 millones en máquinas

de escrutinio almacenadas

sin mantenimiento

Redacción Nueva Isla

miércoles 5 de junio de 2024

Humedad, polvo, abandono, olvido y prende las máquinas para contabilizar votos y los micrófonos para presumir lo que no podemos garantizar. Esa a simple vista es la realidad de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) con relación a las máquinas de escrutinio electrónico de la marca Dominion, de la empresa Dominion Voting System Inc.

Unas máquinas adquiridas en 2015 por el gobierno de Puerto Rico a un costo de $38.28 millones con un financiamiento a cinco años (2015-2020).

Durante ese período, las máquinas estuvieron almacenadas y mantenidas bajo la custodia de Dominion. La cosa cambió cuando quedaron en manos del ineficiente gobierno de Puerto Rico y la lengua de los políticos.

“El acuerdo con Dominion se produce luego de una rebaja de $3 millones para un precio total de compra de $38,288,219.55. El mismo incluye importantes ventajas con un acuerdo de financiamiento, en donde el pago inicial es de sólo $8,066,666. Además, desde el 2015 al 2020, durante el período de financiamiento de las máquinas, el almacenaje en un ambiente especializado y el mantenimiento del software y firmware del equipo estará a cargo de Dominion sin costo adicional para la CEE”, rezaba un comunicado de 2015 bajo la administración de la entonces presidenta de la CEE, Lcda. Liza M. García Vélez.

Durante la pasada jornada primarista, el pueblo de Puerto Rico pudo ver la incapacidad en proveer datos y producir una contabilidad efectiva de los votos de los candidatos, producida en gran medida por fallas mecánicas de estas máquinas, las cuales en óptimas condiciones tienen un “back up” de energía de hasta 36 horas, por lo que las interrupciones en el sistema de energía pública, no está asociado con el problema, sino el abandono y la falta de mantenimiento.

El problema de la falta de mantenimiento es tal que hasta cuestionan que “la vida útil” de las máquinas haya terminado.

Así lo dejó saber la comisionada electoral del PPD, Karla Angleró: “Recuerdo esas máquinas en el 2017, cuando vino María, estaban allí. Yo era comisaria alterna, el edificio estuvo mucho tiempo sin luz; las máquinas cogen humedad, así que hay que analizar si la vida útil de esas máquinas ya expiró, porque fueron tantos y tantos problemas que nada tenía que ver ni con el funcionario, ni con el elector”, expresó la comisionada electoral.

¿Más inversión millonaria en máquinas de uno o dos usos cada cuatro años?¿Un gobierno eficiente?¿Demostración de sana administración y capacidad de gobierno que nos haga salir de la Junta del Control Fiscal? Juzgue usted amigo lector.